¿Cuales son los mejores zapatos? Recomendaciones
Escrito por Dr. Hector Yee
Viernes, 09 de Marzo de 2012 01:07
PDF Imprimir E-mail

 

Sugerimos tener en mente algunas consideraciones antes de elegir o comprar zapatos. Aunque  no lo crea, usted puede ser responsable de problemas de salud por una mala elección o descuido al seleccionar el calzado que usará su hijo.

 

Zapatos vs Pies Descalzos.

•  El  objetivo primordial de los zapatos es la protección contra lesiones o cambios térmicos extremos. No se necesitan zapatos más que cuando su hijo camina sobre terreno áspero.  Los niños que caminan dentro de la casa no necesitan calzado.  A menos que la superficie tenga algún factor precipitante a lesionarlo.

•  Antes de que su hijo empiece a caminar, mantenga sus pies a una temperatura adecuada ( calientitios), evite aquellos como las botitas de estambre o hechos con  algún hilo que pueda desprenderse fácilmente y  enredarse en algún dedo. No se extrañe ni lo dude, existen casos reportados.

•  Una vez que su hijo empiece a caminar, observará que preferirá caminar descalzo, esto es debido a que le da mejor sentido de dónde están sus pies y le permite usar los dedos de sus pies para equilibrarse.  Los zapatos pueden estorbar su aprendizaje de caminar.

Tipos de Calzado.

•  Cuando su hijo finalmente necesite calzado, compre zapatos tenis o algún otro zapato con suela flexible que dé lugar al movimiento libre del pie.  Los zapatos tenis tienen ventajas en cuanto a comodidad, ventilación, y excelente tracción (agarre al piso).  Muchas marcas son fáciles de lavar y económicas.  No invierta en tenis caros, que solo los usaran por un tiempo corto.

Durante el primer año en que empiezan a caminar,  los mocasines generalmente son mejores que los zapatos de lona.  Los niños pequeños en zapatos de lona quizá tengan demasiada tracción, y puede  trabarse la suela de hule en las cosas, y ocasionar caídas.

•  Los zapatos de segunda mano están bien si le quedan y si aún están en buenas condiciones (fíjese bien que la suela siga siendo antiderrapante).  No es verdad que los zapatos con un patrón de desgaste anterior en los tacones ocasionen dolores de piernas o pies.

•  El calzado costoso no tiene ventaja alguna a ninguna edad para el 99 por ciento de los niños.  Los arcos no "se caen".  Guarde su dinero para algo más importante.

•  Los tacones no son indispensables a ninguna edad, y pueden ocasionar tropiezos durante los primeros 2 años.

·         Evite comprarle botas “vaqueras” o algún otro calzado que tenga la punta estrecha, esto podría ocasionarle deformidades a futuro ( ejem: “juanetes”) .

·         Los zapatos de vestir de corte alto no son útiles, y los niños que los usan con frecuencia son objeto de burlas.

·         Hasta los niños con pies planos rara vez necesitan un zapato o tacón especial.  La mayoría de los zapatos tenis actuales cuentan con un soporte adecuado para el arco y no se requiere el uso de plantillas o soporte extra.

·         Los Crocs® en niños menores a los 2 años son solo para usarse de manera ocasional, no a todos los niños les ajustan bien este tipo de calzado. Tenga mucho cuidado si pretende caminar con ellos.

¿Como medir el  Ajuste del Calzado?.

•  Con un poco de práctica, la mayoría de los padres pueden determinar si un zapato queda bien o no.  Revise el ajuste con su hijo de pie, póngale las calcetas del grosor que normalmente usa y abróchele bien el zapato, esto  podría ayudarle a ver la comodidad. El zapato deberá ser aproximadamente media pulgada (el ancho de un dedo índice) más largo que el dedo gordo.  El ancho del zapato es correcto si usted puede pellizcar una parte pequeña del zapato en la parte más ancha del pie (la prueba del pellizco).  El área del tacón deberá ser lo suficientemente ajustada para evitar que el zapato se mueva hacia arriba y abajo al caminar.  Así misma, la máxima flexibilidad deberá ser donde se dobla el pie y no en medio del zapato.

•  Los niños pequeños, están en constante crecimiento, por lo que es frecuente que los zapatos  empiecen a quedarles muy apretados antes de que se los acaben.  Durante el segundo y tercer año de la vida de un niño, la medida del zapato puede cambiar tres veces al año.  Revise el ajuste cada  mes.

“Tome en cuenta la opinión de su hijo al comprar zapatos, recuerde que ellos los usaran. Dialogue las ventajas y desventajas mediante juegos y estrategias del porque la elección de dicho calzado. Sea flexible, nunca imponga el uso de un calzado, sin antes explicarle las razones de la compra”.

 

Última actualización el Viernes, 09 de Marzo de 2012 01:19